Google+
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tortilla de patatas sin huevos ni harinas

 muy jugosa


¡Hola de nuevo! Hoy vengo con otra receta de tortilla totalmente vegetal y más fácil que ninguna. Normalmente se sustituye el huevo por una mezcla de harinas, de garbanzo entre ellas, pero quería hacer una que fuera muy sencilla y quedase extrajugosa, como se suele comer la tortilla de patata en Asturias y norte en general, con todo el huevo crudo saliendo del interior, que a mí siempre me dio un repelús que pa qué, de verdad os lo digo... 

La de hoy, como sé que está todo bien cocinado, no me dio ningún repelús ni rechazo, al contrario, me encantó y por eso os la traigo. Además está muy buena de sabor, con la cebolla batida para los que no os guste encontrarla en tropezones por ahí.

Ya me contaréis :)

Ingredientes:
  • 3 patatas.
  • 2 zanahorias.
  • 1 cebolla.
  • Aceite de oliva.
  • Sal negra Kala Namak.
  • Sal normal.


Preparación:
Cocemos sin pelar las patatas y las zanahorias bien lavadas previamente. En la olla exprés todo junto no son ni 15 minutos.

Pelamos la cebolla, la cortamos en trozos grandes y la ponemos a freír a fuego medio en abundante aceite. Cuando esté entre transparente y algunos trozos algo dorados la sacamos bien escurrida a un bol grande.

En ese bol añadimos las zanahorias, que no hará falta pelar, y una de las patatas, que sí la pelamos.

Trituramos todo bien junto con el punto adecuado de sal negra a vuestro gusto.

Las otras dos patatas que teníamos cocidas las pelamos y las troceamos en pequeño.
Les damos un golpe fuerte de calor hasta que se doren un poco en el mismo aceite de la cebolla, así cogen más sabor. Si queréis una tortilla más ligera este paso lo podéis saltar porque realmente cocinadas ya lo están.

Las sacamos bien escurridas también y salamos al gusto.

Juntamos estas patatas "fritas" con la crema del bol y las mezclamos bien.

En una sartén más bien pequeña y antiadherente (las dobles especiales para tortillas son lo mejor, yo ya no las hago en otro sitio) echamos unas gotas de aceite, calentamos y echamos nuestra mezcla tortillera.

Dejamos a fuego medio que se vaya secando y dorando la capa inferior, mientras movemos con cuidado la sartén de vez en cuando para despegarla.

Damos la vuelta y repetimos la operación, hasta que veáis que se mantendrá lo suficientemente firme; en total serán unos 8-10 minutos, controlando el calor, no se nos vaya a quemar... Como está todo cocinado se trata sólo de que las capas exteriores se sequen un poco para que aguanten la forma, no hay nada que cuajar en realidad ;)

¡Exquisita!

3 comentarios:

  1. ¡Tiene una pinta increíble! Voy a probar a hacerla y espero que me salga bien. ¡Gracias por compartir! :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la idea, se puede hacer sin la zanahoria?

    ResponderEliminar

Contenido protegido con: